Dormitorio de niña blanco

¡No puede ser más lindo este dormitorio de niña! Parece salido de un cuento. En este caso se resolvió a la perfección el hecho de que sea un dormitorio pequeño. Como he dicho reiteradas veces, el blanco nos da la sensación de amplitud y luminosidad en un ambiente, y este es un claro ejemplo de ellos.

Las paredes y el piso de madera, ambas cosas pintadas de blanco, nos transmiten las sensaciones ya mencionadas, y sobre todo nos resulta un lugar acogedor, no sólo por lo blanco, sino por cada minucioso detalle que vemos en los rincones de este bellísimo dormitorio de niña.

No sólo el piso y las paredes son de color blanco, sino también cada mueble que se encuentra allí: la cama, el armario, los estantes, la mesita con sus sillas, los cuadros… ¡hasta la lámpara y las cortinas!

Para “cortar” con tanto blanco, se emplearon accesorios y juguetes con colores rosas y rojos…Aunque también puede ir cualquier color (siempre asegúrese de que sean colores que a su hija le gusten, ya que el espacio es de ella, no de los padres).

Mis detalles favoritos de este dormitorio son el peluche de chanchito sobre la cama, y las luces de la casita de muñecas.

Anímense y decoren la habitación de su hija como este hermoso dormitorio blanco estilo nórdico.

Post Author: admin